11 Al final, gemirás de angustia
cuando la enfermedad consuma tu cuerpo.