3 Pues hacen alarde de sus malos deseos;
elogian al codicioso y maldicen al Señor
.