31 ¡Que la gloria del Señor
continúe para siempre!
¡El Señor
se deleita en todo lo que ha creado!