22 Pues soy pobre y estoy necesitado,
y mi corazón está lleno de dolor.