Salmos 109:24

24 Mis rodillas están débiles de tanto ayunar
y estoy reducido a piel y huesos.