3 El mar Rojo
los vio venir y se apuró a quitarse del camino;
el agua del río Jordán se hizo a un lado.