4 ¡Las montañas saltaron como carneros,
las colinas brincaron como corderos!