146 A ti clamo; rescátame
para que pueda obedecer tus leyes.