89 Lámed
Tu eterna palabra, oh Señor
,
se mantiene firme en el cielo.