1 Salmo 129
Cántico para los peregrinos que suben a Jerusalén.
Desde mi temprana juventud, mis enemigos me han perseguido.
Que todo Israel repita: