8 Sólo pídelo, y te daré como herencia las naciones,
toda la tierra como posesión tuya.