4 Rescátame de la trampa que me tendieron mis enemigos,
porque solo en ti encuentro protección.