5 y hacen oídos sordos a las melodías de los encantadores de serpientes,
aunque toquen con mucha destreza.