4 Escupen veneno como serpientes mortíferas;
son como cobras que se niegan a escuchar,