11 Dios es un juez honrado;
todos los días se enoja con los malvados.