10 Nuestra sombra cubrió las montañas;
nuestras ramas cubrieron los poderosos cedros.