12 Pero los justos florecerán como palmeras
y se harán fuertes como los cedros del Líbano;