4 En sus manos sostiene las profundidades de la tierra
y las montañas más imponentes.