10 Pues el que obedece todas las leyes de Dios menos una es tan culpable como el que las desobedece todas,