6 Él derramó su Espíritu sobre nosotros en abundancia por medio de Jesucristo nuestro Salvador.