2 Elí ya se estaba quedando ciego. Un día, mientras él descansaba en su habitación,