8 —Llevaba puesto un manto de piel y tenía un cinturón de cuero atado a la cintura —contestaron ellos.—¡Ah! ¡Era Elías el tisbita! —exclamó el rey.