32 hasta que yo venga y los lleve a un país como el de ustedes, país de grano y de mosto, de pan y de viñedos, de aceite de oliva y de miel. Así vivirán en vez de morir”.»No le hagan caso a Ezequías, que los quiere seducir cuando dice: “El SEÑOR nos librará”.