4 Estos dos testigos son los dos olivos y los dos candelabros que permanecen delante del Señor de la tierra.