24 Pero si el SEÑOR tu Dios te ha bendecido y el lugar donde ha decidido habitara está demasiado distante, de modo que no puedes transportar tu diezmo hasta allá,