5 Entonces tú declararás ante el SEÑOR tu Dios:“Mi padre fue un arameo errante, y descendió a Egipto con poca gente. Vivió allí hasta llegar a ser una gran nación, fuerte y numerosa.