3 entonces el SEÑOR tu Dios restaurará tu buena fortunaa y se compadecerá de ti. ¡Volverá a reunirte de todas las naciones por donde te haya dispersado!