20 Cualquier otro gasto que sea necesario para el templo de tu Dios, se cubrirá del tesoro real.