36 Atónitos se han quedadolos comerciantes de otros países;¡tu fin ha llegado!,¡nunca más volverás a existir!”»