24 Los traté conforme a sus impurezas y rebeliones, y les volví la espalda.