20 ¡Bendito sea el Dios altísimo,que entregó en tus manos a tus enemigos!»Entonces Abram le dio el diezmo de todo.