18 Y Melquisedec, rey de Salén y sacerdote del Dios altísimo, le ofreció pan y vino.