36 Ya que estos hechos son innegables, es preciso que ustedes se calmen y no hagan nada precipitadamente.