34 Pero cuando se dieron cuenta de que era judío, todos se pusieron a gritar al unísono como por dos horas:—¡Grande es Artemisa de los efesios!