29 Al oír esto, Moisés huyó a Madián; allí vivió como extranjero y tuvo dos hijos.