29 El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro».