6 ¡Los débiles y los desvalidosla pisotean con sus propios pies!»