El siervo del SEÑOR

1 »Este es mi siervo, a quien sostengo,mi escogido, en quien me deleito;sobre él he puesto mi Espíritu,y llevará justicia a las naciones.
2 No clamará, ni gritará,ni alzará su voz por las calles.
3 No acabará de romper la caña quebrada,ni apagará la mecha que apenas arde.Con fidelidad hará justicia;
4 no vacilará ni se desanimaráhasta implantar la justicia en la tierra.Las costas lejanas esperan su ley».
5 Así dice Dios, el SEÑOR,el que creó y desplegó los cielos;el que expandió la tierray todo lo que ella produce;el que da aliento al pueblo que la habita,y vida a los que en ella se mueven:
6 «Yo, el SEÑOR, te he llamado en justicia;te he tomado de la mano.Yo te formé, yo te constituícomo pacto para el pueblo,como luz para las naciones,
7 para abrir los ojos de los ciegos,para librar de la cárcel a los presos,y del calabozo a los que habitan en tinieblas.
8 »Yo soy el SEÑOR; ¡ese es mi nombre!No entrego a otros mi gloria,ni mi alabanza a los ídolos.
9 Las cosas pasadas se han cumplido,y ahora anuncio cosas nuevas;¡las anuncio antes que sucedan!»

Canción de alabanza al SEÑOR

10 Canten al SEÑOR un cántico nuevo,ustedes, que descienden al mar,y todo lo que hay en él;canten su alabanza desde los confines de la tierra,ustedes, costas lejanas y sus habitantes.
11 Que alcen la voz el desierto y sus ciudades,y los poblados donde Cedar habita.Que canten de alegría los habitantes de Selá,y griten desde las cimas de las montañas.
12 Den gloria al SEÑORy proclamen su alabanza en las costas lejanas.
13 El SEÑOR marchará como guerrero;como hombre de guerra despertará su celo.Con gritos y alaridos se lanzará al combate,y triunfará sobre sus enemigos.
14 «Por mucho tiempo he guardado silencio,he estado callado y me he contenido.Pero ahora voy a gritar como parturienta,voy a resollar y jadear al mismo tiempo.
15 Devastaré montañas y cerros,y secaré toda su vegetación;convertiré los ríos en tierra seca,y secaré los estanques;
16 conduciré a los ciegos por caminos desconocidos,los guiaré por senderos inexplorados;ante ellos convertiré en luz las tinieblas,y allanaré los lugares escabrosos.Esto haré,y no los abandonaré.
17 Pero retrocederán llenos de vergüenzalos que confían en los ídolos,los que dicen a las imágenes:“Ustedes son nuestros dioses”.

Israel ciego y sordo

18 »Sordos, ¡escuchen!Ciegos, ¡fíjense bien!
19 ¿Quién es más ciego que mi siervo,y más sordo que mi mensajero?¿Quién es más ciego que mi enviado,y más ciego que el siervo del SEÑOR?
20 Tú has visto muchas cosas,pero no las has captado;tienes abiertos los oídos,pero no oyes nada».
21 Le agradó al SEÑOR,por amor a su justicia,hacer su ley grande y gloriosa.
22 Pero este es un pueblo saqueado y despojado,todos atrapados en cuevaso encerrados en cárceles.Son saqueados,y nadie los libra;son despojados,y nadie reclama.
23 ¿Quién de ustedes escuchará estoy prestará atención en el futuro?
24 ¿Quién entregó a Jacob para el despojo,a Israel para el saqueo?¿No es acaso el SEÑORa quien su pueblo ha ofendido?No siguió sus caminosni obedeció su ley.
25 Por eso el SEÑOR derramó sobre élsu ardiente ira y el furor de la guerra.Lo envolvió en llamas, pero no comprendió;lo consumió, pero no lo tomó en serio.