4 Porque yo sabía que eres muy obstinado;que tu cuello es un tendón de hierro,y que tu frente es de bronce.