5 Miré, pero no hubo quien me ayudara,me asombró que nadie me diera apoyo.Mi propio brazo me dio la victoria;¡mi propia ira me sostuvo!