10 »Rompe después el cántaro en mil pedazos, a la vista de los hombres que te acompañaron,