3 Al oír el galope de sus corceles,el estruendo de sus carrosy el estrépito de sus ruedas,los padres abandonan a sus hijosporque sus fuerzas desfallecen.