14 No importa cuántos hijos tengan,la espada los aguarda;jamás sus pequeños comerán hasta saciarse.