18 A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Diosa y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer.