11 Jesús sabía quién lo iba a traicionar, y por eso dijo que no todos estaban limpios.