La sentencia

1 Pilato tomó entonces a Jesús y mandó que lo azotaran.