18 Te ruego que no te vayas hasta que yo vuelva y traiga mi ofrenda y la ponga ante ti.—Esperaré hasta que vuelvas —le dijo el SEÑOR.