2 No hay nada encubierto que no llegue a revelarse, ni nada escondido que no llegue a conocerse.