38 —¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor!a—¡Paz en el cielo y gloria en las alturas!