40 Pero él respondió:—Les aseguro que si ellos se callan, gritarán las piedras.